En esta entrada, Camilo Ibrahim Issa nos habla de una obra realizada por el arquitecto Fruto Vivas. Venezuela se caracteriza por tener obras arquitectónicas majestuosas y de gran renombre no solo en el país, sino también a nivel internacional. Nuestra nación cuenta con excelentes profesionales en la materia.

La Flor de Venezuela es un claro ejemplo de ello, pues es una edificación emblemática ubicada en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara, cuyo diseño es del arquitecto Fruto Vivas, y que está inspirada en los tepuyes de la Gran Sabana y en la orquídea, la flor nacional. Esta obra representó al pabellón nacional en la Exposición Universal de Hannover, Alemania, en el año 2000.

La Flor de Venezuela

La Flor de Venezuela, conocida también como la Flor de Hannover, es una obra circular que reposa sobre un mástil de 18 metros de alto que sobresale de la edificación, la cual posee cuatro miradores que simbolizan los tepuyes de la Gran Sabana, que son íconos de la Guayana venezolana. Estas terrazas son envueltas por 16 pétalos blancos violáceos de 10 metros, los cuales tienen la particularidad de abrirse con la luz solar y cerrarse cuando la llueve para darle mayor presencia, al llegar el atardecer, destellan con luces de varios colores.

Características de la Flor de Venezuela

Es una obra ecológica

La Flor de Hannover está diseñada para mostrar la biodiversidad que posee Venezuela, es por eso que debía ser una estructura sostenible, razón por la cual, los pétalos se crearon para que pudiese abrirse con la presencia de los rayos solares, lo que aseguraba un mejor aprovechamiento de la luz natural. Por ello, tanto la ventilación como la refrigeración se realiza sin consumo energético debido al efecto convectivo del aire que circula por las jardineras perimetrales. Al construirse en seco y con materiales reciclables, no genera ningún tipo de contaminación al desmontarse.

En el gran mástil hay un capitel de aproximadamente seis metros de diámetro en donde se encuentran las máquinas que permiten a los pétalos de la flor abrirse y cerrarse. En la cubierta se disponen los paneles solares que ayudan a reducir el consumo de energía. El agua de lluvia se recoge en un plato de cristal y al rebosarse sirve de riego a las plantas presentes.

Camilo Ibrahim Issa La Flor de Venezuela obra majestuosa de la arquitectura nacional 1 - Camilo Ibrahim Issa — Fruto Vivas y La Flor de Venezuela
Fuente: Flickr

La gran bandeja circular de La Flor de Venezuela

La Flor de Venezuela cuenta con una gran bandeja circular a manera de techo de las áreas donde se encuentran las distintas exposiciones en la planta baja. Tiene unos agujeros de acero con piso de cristal templado, sobre este va colocado un anillo acuático elaborado en un acrílico transparente desde donde se puede apreciar las diversas plantas y peces que tiene tanto la flora como la fauna venezolana.

Una Flor con cuatro terrazas

Por encima del plato de agua se encuentran las cuatro terrazas ubicadas a diferentes alturas y a donde se puede llegar por medio de un ascensor o rampas. Por el borde de cada una de ellas hay una caída de agua que forma una especie de cortina de cristal, a través de ella se pueden observar audiovisuales que reflejan al ciudadano venezolano, su cultura y los distintos paisajes donde vive.

Fruto Vivas: obra y sus alrededores

Para el diseño de la obra, Fruto Vivas toma en cuenta no solo la obra en sí, sino todo lo que le rodea. Es por ello que los alrededores de las terrazas se encuentran restaurantes, locales de comida, áreas de mantenimiento y sanitarios. En la planta baja hay zonas al aire libre en donde se realizan exposiciones de artesanías y espectáculos de danza y teatro a cielo abierto.

Tiene varios espacios interiores

Esta magnífica estructura cuenta con varios espacios interiores, entre ellos un anfiteatro donde se realizan diversos espectáculos culturales, así como exposiciones, conferencias y foros tanto artísticos como educativos.

Camilo Ibrahim Issa La Flor de Venezuela obra majestuosa de la arquitectura nacional 2 1024x707 1 - Camilo Ibrahim Issa — Fruto Vivas y La Flor de Venezuela

La Flor de Venezuela es un claro ejemplo de que una obra puede ser sustentable y a la vez generar espacios para el disfrute de las personas en familia. Fue declarada Patrimonio Cultural de Venezuela y forma parte de las Joyas arquitectónica de Venezuela.

Ver Fuente


0 Comments

Deja una respuesta

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

five × four =